Main Page Sitemap

Cita un ciegas 92




cita un ciegas 92

Gente me sentí mucho mejor, los músculos de mi cara se relajaron y empecé a desencajar la sonrisa forzada que rencontres pour adultes kijiji tenia.
Nunca se me había pasado por la cabeza tener una cita a ciegas, siempre había creído que eso de las citas a ciegas estaba inventado para la gente introvertida o con problemas para relacionarse o que.
Drz Js saemsiet jaunumus par visaugstk novrttajm naktsmtnm, neatvairmiem piedvjumiem un aizraujoiem galamriem.
Así que ahí estaba yo, borracha como una cuba en frente de un chico guapo frente a la luz de neón y frente a los 5 martinis que ya soportaba mi cuerpo, estaba frente a el sonriéndole como una idiota y no con una.
78 de tío desconocido rubio y con los ojos miel se erguía frente a mi (que por cierto a mi los rubios no me van nada) no recordaba que fuera tan alto en comparación a mi estatura ni je cherche couple gay rosaire tan rubio.No sentí ningún impulso irrefrenable e incontrolado de besarlo, ni mucho menos me pase la noche fantaseando con que me besara, es mas en las distancias cortas pensaba: Dios mío que no me bese, que no me cluso me puse agresiva pensando: como me bese.Eso baja la libido a cualquiera no?La cena iba medio bien, era un chico simpático, bastante atractivo y parecía ser buena persona.La historia de un escritor ciego y cuatro personajes cuyos caminos terminan entrelazándose y afectándose mutuamente tras un casual encuentro en la banca de un parque.Dejame ser cruel una ves en la via no!Así que de camino a casa montada en su coche hice recuento de puntos: Inicio 5 resultado final 1 punto, me dio pena quitarle su ultimo cartucho por decirme nada mas bajar del coche que quería verme al día siguiente, sinceramente la falta de costumbre.Me decidí por unos tejanos grises desgastados, bastante estrechos y bastante sexy para ser solo unos simples tejanos, lo convine con un jersey de punto de canale escotado color rosa palo, el pelo semi recogido y el maquillaje ( a saco) pero muy natural.Pieejami tikai ierobeotu laiku.Cada vez estoy más segura que los hombres de los que huyo por su inmadurez, descaro y peligro son los que mas me gustan, y este chico podía ser cualquier cosa, pero no peligroso.Seguramente las citas a ciegas tienen mala fama porque la mayoría de veces acaban siendo un desastre, y claro mi cita a ciegas no iba a ser una excepción.Poco deseable, ahí sentado con su raya del pantalón bien planchada, con cara de niño bien y ese babero en la camisa.



Menos mal que en ese instante la camarera me saco de mi pesadilla con su voz plana de y usted que tomara?
Entre en el coche, en un instante me entro el pánico, enmudecí (raro en mí con lo que rajo) se me pasaron por mi mente todas las noticias del tipo: Tenia que ser alguien conocido, porque sino no hubiera subido al coche.
Ldzu, ievadiet dergu e-pasta adresi, atvainojiet, ir notikusi kda.
En sus visitas diarias al parque, el escritor escucha y llega a ser parte de la historia íntima de varios desconocidos que resultarán estar relacionados en una cadena de misteriosos encuentros, oportunidades perdidas y amor no correspondido.
A todo esto un pavo q va con la raya hecha en los pantalones no se merece na!Me entro la paranoia de pensar que podría ser un psicópata, o un violador perturbado, luego cuando llegamos al restaurante.En el restaurante le reste otro punto porque al pedir fue demasiado meticuloso, pidió la bebida de una determinada marca, en un determinado envase y en un determinado vaso annunci donne roms simples ( Yo le mire y pensé que era un determinado idiota y la camarera por.El apareció todo vestido de negro(a lo men in black con pantalón de vestir (pero sin pinzas y con la raya planchada, señal inequívoca de que se los había planchado su madre) una camisa informal, la noche pintaba bien, al menos tenia buen gusto vistiendo.Me pidió el teléfono, le di mi número, aun no se como fui capaz de recordar nueve dígitos sin equivocarme en ninguno, dos días después tenia el móvil saturado de mensajes, no era un bip si no un bip bip requete bip bip, yo creo.Por ver que no soy ni tan bicho ni tan rara.Ahora buscamos al sospechoso.La cuestión es que hay cosas que simplemente pasan antes de que las pienses.Por cierto no le reconocí, tubo que tocar el claxon de su coche 3 veces, por cierto un coche precioso, el astra nuevo.Mu mal mu mal!




[L_RANDNUM-10-999]
Sitemap